CONCRETO ESTAMPADO

Una de las principales características del concreto estampado es que busca ser similar a otros materiales naturales como la cantera, las losetas, la piedra, el granzón y pisos cerámicos, para lo que se vale de químicos colorantes, desmoldantes y selladores.


Los pisos de concreto estampado deben de tener las siguientes características:

Su resistencia nunca debe ser inferior a 20 N/mm2, buscando especificar resistencias mínimas de 25 N/mm2 (pueden ser superiores)

La relación de cemento / agua, jamás deberá de ser mayor a 0.55, evitando así problemas de fisuras, contracción o disminución de la resistencia.

Se debe de utilizar aditivos plastificantes y superplastificantes para trabajar mejor el concreto, evitando siempre aumentar el agua para estos fines. Es importante saber que una adecuada colocación del concreto implica tener una masa plástica o blanda con un revestimiento de entre 4 y 8 centímetros.

Los contenidos de cemento para este tipo de concretos son de 325 kg/m3 para garantizar una buena trabajabilidad de estos y una cantidad suficiente de pasta.

Cuando trabajamos con concreto, el agregado no debe de tener un nivel superior a los 20 mm, ni inferior a los 5. En el caso específico del concreto estampado, es recomendable tener un tamaño máximo de 10 mm.

El color del agregado deberá de ser compatible con el color final que busques para el concreto, sobre todo si estás trabajando con acabados arquitectónicos. Se recomienda utilizar al menos un 30% de arena de naturaleza silícea, cuando trabajes con pavimentos. Así aumentarás su resistencia natural.

Puedes utilizar dos tipos de fibras para concreto estampado: las de polipropileno y las de acero. Con las primeras controlarás fisuras durante las primeras horas del colado.





*Fuente: Portalia